Productos Digitales

Hoy hablaremos de productos digitales, es decir, soluciones basadas en tecnología que se hacen cargo de resolver problemáticas y necesidades emergentes que enfrentan los usuarios en distintos ámbitos de sus experiencias de relacionamiento, interacción, compra y/o servicios.

Los productos digitales se caracterizan por ser experiencias digitales que facilitan la vida de sus usuarios a través de funcionalidades atesorables, así también por ser escalables y fáciles de convertirse en un ecosistema mayor de soluciones que se hace cargo de un pool de necesidades.

Para desarrollar un ecosistema de productos digitales o un producto digital en experiencialab utilizamos una aproximación metodología que parte con un discovery seguido de un ciclo incremental de desarrollo ágil.

En esta publicación pondremos a disposición de ustedes las claves de- ambos procesos, partiendo por discovery, para el cual utilizamos un framework que denominamos product vision board.

Este framework permite a los lideres a cargo de desarrollo digital orientar a su equipo en la generación de todas las respuestas claves a la hora de emprender el desarrollo y conseguir los recursos que este requiere para generar una nueva realidad digital que impactará a miles de usuarios generando valor para ellos y rentabilidad hacia la organización.

Partamos entendiendo el primer cuadrante, POR QUÉ ?

Acá es donde un equipo ágil se focaliza en entender y cuestionarse a profundidad:

Qué problema se está resolviendo?

Por qué es necesaria una solución tecnológica?

Que soluciones ya existen?

Qué soluciones visualizan los usuarios?

Es necesario desarrollar o ya existe un player que podemos integrar?

Cuál es el ecosistema de soluciones que visualizamos?

Para lograr las respuestas a estas preguntas, el equipo tendrá que involúcrarse en el conocimiento de los player existentes, de las soluciones que están emergiendo, pero sobretodo del contexto de sus los usuarios potenciales, en experiencialab recomendamos la práctica continua de talleres y labs con usuarios (en tiempos de covid19 nos ha ido muy bien con talleres on-line) donde abordamos una serie de actividades enfocadas a conocer su relación hacia la problemática pero sobretodo los impulsamos a crear sus prototipos, es decir sus propias soluciones. Después de varias sesiones iterativas ya es posible contar con una adecuada base de conocimientos que permite responder QUIENES Y QUÉ?, es decir, la caracterización de quienes serán los usuarios del producto o ecosistema digital, cuáles son sus necesidades actuales y proyectadas en el tiempo, cuáles son sus expectativas y su contexto de uso.

El siguiente paso es mapear la experiencia digital, para eso usamos como herramienta story mapping, y sobre el este rankeamos con los propios usuarios lo puntos más importantes a resolver, generalmente aprovechamos esta instancia para descubrir las features atesorables, lo indispensable, saber lo importante es importante, esto nos permitirá enfocar recursos de desarrollo.

Cuando hemos descubierto lo importante nos damos un espacio con el equipo para generar la ruta de mínimos productos viables que hacen realidad nuestro producto digital y visualizar cuál es el ecosistema de soluciones donde debiéramos conducir el desarrollo. En este momento un equipo podría declarar que tiene todos los insumos necesarios para aventurarse en un ciclo de desarrollo ágil, sin embargo creemos que es clave entender cuál es el modelo de negocios que apalanca nuestro producto o ecosistema, cómo ganaremos dinero, promoción de marca y/o lealtad de los usuarios.

Luego impulsamos al equipo a hacer visible cuál es la magnitud de la solución en la que nos estamos adentrando, estamos buscando ‘el tamaño del animal’, a qué se parece en relación a lo que hemos desarrollado anteriormente, qué grado de incertidumbre hay, si fuera una polera que talla seria.

Hasta este momento el trabajo es exhaustivo, sin embargo, no podemos dar por superado el discovery sino tenemos visualizados los riesgos asociados, hablamos de concentrar al equipo en la detección temprana de riesgos: tecnológicos, de integración, relativos a time to market, incluso del propio staffing y otros que puedan surgir.

Con todo esto el equipo debiera. Esta en condiciones de co-crear un pitch que permita presentar a modo de historia su producto o ecosistema digital.

Un buen discovery nos permitirá generar no solo una base de conocimiento sustancial, sino también involucramiento y compromiso del equipo con los usuarios y la solución, en general nos tomamos 1 ó 2 sprints, aunque los desarrolladores aveces están ansiosos por generar líneas de código, preferimos privilegiar la construcción de una visión compartida respecto a los usuarios y su realidad previo a entrar al ciclo de desarrollo ágil.

En los ciclos de desarrollo incrementales que tenemos sprint a sprint con distintos equipos en diversas industrias, procuramos que exista coherencia y convergencia entre lo que planteamos como Product vision board y nuestro backlog, y que la ruta de mínimos productos viables abrace todos los cambios que se requieran para generar soluciones incrementales a nuestros usuarios, y comencemos lo antes posible a generar tracción y valor en el mercado.

En cada sprint procuramos que el equipo diariamente se sintonice y declare cuáles son los obstáculos que le impiden avanzar y enfocamos la gestión de los scrum masters en la remoción de obstáculos, lo cual muchas veces es un trabajo de enormes proporciones.

En el último año hemos incorporado una ceremonia adicional que denominamos weekly donde revisamos la cadencia de desarrollo, como vamos alcanzando hacer realidad las user stories que comprometimos cuando creamos la ambición del sprint, para llegar a un demo o showcase con valor real, enfocándonos en refinar la productividad y consecución de metas.

Así también estamos trabajando mucho la retrospectiva del sprint más allá del simple cuestionamiento de: que hicimos bien, que hicimos mal y que podemos mejorar, a actualizar y capitalizar que aprendimos y cuáles son las claves para estar más sintonizados como equipo, más desafiados y más felices trabajando.

Hace 3 años que estamos acompañando a distintos equipos, en distintos contextos en desarrollo ágil, el encargo siempre es el mismo ‘llevar al team a niveles superiores de delivery’, cada vez más ambición digital y cada vez las organizaciones quieren resultados antes, alguna de las claves de nuestros buenos resultados han sido eliminar fricciones y obstáculos como :

Mindset digital c-level, aunque estemos en el siglo 21 y nuestra realidad sea digital 360 grados, todavía nos pasa que tenemos que introducir al c-level en el conocimiento más profundo de la realidad de los ecosistema de productos digitales y su ecuación de valor.

-Realmente contar con un equipo soñado, hablamos acá de talentos que hacen realidad una ambición digital y que trabajan basados en sus súper poderes, comunicación horizontal, honestidad a toda prueba, visión compartida, auto-organización, buen ambiente, pasión y empoderamiento. La mayoría de las veces nos encontramos con organizaciones cuyas prácticas y comportamientos tienen grandes brechas al respecto.

Framework , nosotros usamos scrum y hemos hecho algunas adaptaciones al framework, utilizamos todos los artefactos y usamos todos las herramientas ágiles que conocemos, acá nos hemos encontrado con equipos que por considerarse maduros no son lo suficientemente rigurosos, se saltan ceremonias, no escriben historias de usuario o no visualizan ni gestionan sus obstáculos, nosotros los impulsamos a no dejar nada a la casualidad y hacer todo lo que se necesite para que el trabajo del equipo fluya.

Es vital que los equipos cuenten con herramientas de colaboración, testeo, co-creación y monitoreo del valor generado.

Relación y colaboración con usuarios, contar con un conjunto de usuarios para ir testeando hipótesis y usabilidad ayuda a corregir el rumbo del desarrollo y recibir retroalimentación temprana, abrazar los cambios y generar valor de verdad.

Estrategia de API, una estrategia de integración es base sobretodo para ecosistemas de soluciones digitales, acelera el time to market y promueve la colaboración con el ecosistema de startups, además de facilitar mejores resultados y productividad.

Cadencia de desarrollo, acá estamos hablando no solo de código de calidad sino también de prácticas que aseguren resultados en ciclos cortos de desarrollo y escalabilidad del código.

Test driven development y QA automatizado, en pleno 2020 enfrentados a un escenario complejo no todas las organizaciones cuentan con testing automatizado y prácticas de la ingeniería de software que aseguren la tan ansiada consistencia y excelencia.

Delivery Continuo, la mayoría de los obstáculos que enfrentamos en corporaciones tienen que ver con múltiples fricciones a la hora de hacer realidad el desarrollo y ponerlo en producción, existen miles de oportunidades de mejora que muchas veces ponen a prueba la frustración de los equipos y el time to market.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *